Actualidad

Consejos para alquilar un piso con seguridad

Alquilar piso no es tarea sencilla hoy en día. Si no tenemos suficiente con el precio abusivo de los alquileres, se nos suman problemas tales como la posibilidad de que nos engañen los caseros o las inmobiliarias con el estado del piso, el precio del alquiler y otros gastos derivados.

Por ello, tanto si estás pensando en alquilar casas en Alella como un piso en Barcelona, hoy te traemos una serie de consejos con la finalidad de que alquiles con total seguridad o, al menos, la máxima posible.

Para empezar, lo primero que debes hacer es echar un ojo a los precios de los alquileres de la zona. Si el piso al que le has echado el ojo se encuentra muy por debajo, comienza a preocuparte, pues es probable que haya algo que no te estén contando.

En ocasiones, también hay problemas con personas que cometen fraude asegurando que son dueños de la vivienda que alquilan, algo que termina no siendo cierto. Puedes consultar en el Registro de la Propiedad el dueño oficial del mismo, un proceso sencillo que puede realizarse por Internet.

Asimismo, procura no firmar nada “a distancia”. Lo ideal es que formalices el trato cara a cara y firmes el contrato in situ.

Por otro lado, lo ideal es que no pagues el alquiler antes de haber visto el piso. Esto es muy importante, ya que, una vez hayas dejado ir tu dinero, te resultará muy complicado recuperarlo.

Y, por supuesto, tu contrato de alquiler tiene que estar por escrito. Nada de contratos verbales, al menos, en este caso. Las condiciones del mismo deben quedar reflejadas por escrito, y cada una de las partes implicadas debe quedarse con una copia firmada en todas las páginas. Aunque, claro está: deberías revisar todo el texto cuidadosamente antes de firmar. No te sientas presionado porque el casero o el personal de la inmobiliaria te estén mirando; tómate el tiempo que necesites y pregunta todo lo que no entiendas.

Tampoco estaría de más que te familiarizases con la LAU (Ley de Arrendamiento Urbano), sobre todo, para conocer tus derechos y saber en qué casos reclamar si lo necesitas, o en caso de abuso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *